lunes, 17 de septiembre de 2012

Randonée vuelta al Midi d'Ossau

randonée vuelta al Midi
El pico de Midi d'Ossau es una cima pirenaica que se eleva a 2.884 msnm ubicada en el departamento francés de Pirineos Atlánticos, a muy poca distancia de la frontera con España. El Midi es una montaña especialmente bella y altiva.
Es de esas cumbres que destacan por su sola presencia, aislada de las más próximas, perfectamente individualizada en el paisaje. Es una montaña emblemática, no sólo en el Parque Nacional de los Pirineos en Francia, sino en el conjunto de la cordillera.
 Tan emblemática, por su aspecto, como pueda serlo –en su nivel– el Cervino en los Alpes, o el K-2 en el Karakorum. La travesía que hoy nos proponemos realizar es de las que deparan un sin fin de satisfacciones. Dar la vuelta al Midi d’Ossau es una excursión cómoda, que puede realizarse en cinco o seis horas, y que ningún amante de la montaña y del noble ejercicio de caminar debería dejar de llevar a cabo

La ruta a seguir será la siguiente: cruzaremos la frontera a Francia por el Portalet y haremos unos 12 km de carretera en dirección Laruns, justo antes de entrar en la localidad de Gabas, cogeremos un desvío a la izquierda por la pequeña carretera de montaña a Bious Artigues. Tras dejar el coche en el parking, comenzaremos la ruta partiendo del Lac de Bious-Artigues - Llanos de Bious - Collado de Peyreguet - Refugio de Pombie - Collado de Suzón - Valle de Magnabaight y de nuevo Lac de Bious-Artigues

Aún quedando lejos de los tresmiles de los Pirineos Centrales, su majestuosidad y sus características la hacen destacar entre las montañas más reputadas de la zona norte peninsular. Restos del magma de un antiguo volcán, solicitado en la chimenea ya desaparecida, destaca entre las demás montañas por su color negro y su forma piramidal, aún en invierno, al no permitir la acumulación de nieve debido a su verticalidad. Situado al lado de la histórica ruta de comunicación transpirenaica del puerto de El Portalet, el Midi d'Ossau siempre ha destacado por su majestuosidad, alzándose, monolíticamente, entre las montañas que lo rodean. En verdad, se trata de un antiguo estratovolcán. La mole rocosa es la lava solidificada en el interior de la chimenea del viejo volcán ya desaparecido. Una vez erosionada la montaña que componía el volcán, ha quedado a la vista el contenido de la chimenea. Esto explica su homogeneidad de material y sus verticalidades, a la vez que nos ofrece sus diferencias con los picos vecinos. Estas características hacen de esta montaña un "paraíso" para la escalada con un sinfín de vías de diferentes dificultades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada