jueves, 28 de abril de 2011

Piraguas 2010

Piraguas 2010



Los ríos
Protagonista de gran parte del paisaje, sobre todo como elemento formativo, el agua se distribuye por el Alto Tajo en un gran número de cauces hídricos. La red hidrológica se compone del propio Tajo, desde su nacimiento hasta la desembocadura de la rambla de Carrascosa, y numerosos afluentes directos o indirectos, destacando el Cabrillas, el Bullones, el Gallo, el Arandilla, el Salado, el Ablanquejo, el Hoz Seca y el Tajuelo. Su conservación es buena, lo que permite la pervivencia de un gran número de especies animales asociadas.

Además, comparado con otros sistemas fluviales peninsulares, el Alto Tajo goza de una elevada calidad ambiental en sus tramos medios, algo muy poco común. Los cauces están poco intervenidos, con márgenes estables y vegetación de ribera abundante y variada. Sólo el tramo del río Gallo próximo a la Virgen de la Hoz y los tramos altos del Bullones y del Salado se encuentran alterados.

Por contra, merece la pena visitar los cinco enclaves limnológicos singulares de esta zona: Nacimiento del Río Cuervo, Laguna de la Parra o de Taravilla (el humedal más extenso), Laguna de Valtablado del Río, Salinas de Armallá y Salinas de Saelices .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada