sábado, 23 de abril de 2011

Sierra Guara 2010

sierra guara 2010



La Ermita de San Martín de la Val de Onsera, monasterio que data del S. XI, se encuentra ubicado en el fondo del profundo y umbrío barranco de San Martín, a los pies de verticales paredes de roca y rodeado de una exuberante vegetación. Junto a la ermita y entre las paredes de roca cae desde gran altura una singular cascada.
Pasado San Julian de Banzo cruzaremos el puente sobre el barranco Barranquillo, situado en una curva muy cerrada y unos metros más adelante tomaremos el primer desvió a la derecha que nos indica ya la dirección a seguir hacia la Ermita de San Martín. Seguimos la pista durante unos cientos de metros hasta llegar a una zona habilitada como aparcamiento.Desde el aparcamiento parte una ancha senda o pista que desciende hasta el cauce del barranco de San Martín de la Val de Onsera, el cual seguiremos por su cauce seco.Nos encontraremos mojones que nos indicarán en todo momento el camino a seguir.

Transcurrido una media hora de travesía por el fondo del barranco nos encontraremos unos mojones que nos indicarán que deberemos dejar este y tomar la senda que nace a la derecha de este y asciende entre arbustos y carrascas hasta la Fuente de la “Puerta del Cierzo“. En esta zona es frecuente encontrarnos con escaladores. Continuando la ascensión llegaremos hasta un punto donde nos encontraremos con una placa que recuerda la muerte de un vecino de Barluenga. En este punto nos se nos ofrecen dos posibles alternativas de realizar la ascensión. La vía de la izquierda nos conducirá de manera más rápida y directa a través del “Paso de la Viñeta” hasta el collado de San Salvador si bien presenta mayor dificultad ya que hay que ascender por un terreno abrupto y escarpado provisto de sirgas y pasamanos. La vía de la derecha nos conduce por la “Senda de los burros” cuyo recorrido es más largo si bien no presenta ninguna dificultad. Lo habitual, si el terreno no se encuentra mojado o helado es realizar el ascenso por la viñeta y descender por el otro lado.Ambas alternativas desembocan en el Collado de San Salvador, punto más elevado del recorrido y desde el cual se nos presentan unas magnificas vistas panoramicas sobre el barranco de San Martín y de las grandes paredes de roca que lo custodian, sobre las cuales habita una importante colonia de buitres leonados.
Desde el collado una senda desciende de manera directa y con una fuerte pendiente hasta el fondo del barranco. Hay que realizar el descenso con cuidado ya que en algunos tramos la pendiente de la roca es considerable.Llegados al fondo del barranco, unicamente nos queda ascender durante unos cientos de metros siguiendo el cauce del barranco entre espesa vegetación hasta llegar al encantador paraje que rodea a la ermita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada